El día que el porno cambió

Los nacidos antes y durante los 80s, tuvieron que luchar en su adolescencia para acceder a material para adultos, con televisor comunal para toda la familia, sin acceso a internet, sin celulares, sin tablets, sin Wi-Fi, sin libertad y con mucho soft porn.

(Eso eventualmente tuvo su recompensa).

Ya adultos y con trabajos -o sea, con internet-, el cielo se convirtió en el límite, todo estuvo dispuesto al alcance de los dedos y lo único que se necesitaba para ver algo, era escribir en el buscador un par de palabras mágicas.

Pero el ser humano, que nunca desiste de mejorar este tipo de experiencias, se inventó Tumblr. Y vio que era bueno.

Qué rico es ver porno en Tumblr.

Deben ser varias las personas que dicen eso mismo (o no); es que tiene su magia, su encanto, es posible ver detalles de escenas que en una película completa no se encuentran fácilmente y además, se repiten una y otra vez.

Hay expertos en este tema, que conocen los nombres de las estrellas, los sitios, las relaciones de ellos fuera de cámaras y existimos los entusiastas, que disfrutamos en desorden de todo un poco cuando podemos.

Si se pregunta: ¿qué puede mejorar la experiencia de ver porno en Tumblr? La respuesta es Stoya.

Dicen

 

que ella hace parte de una corriente de actices que quieren dejar atrás los aspectos machistas y retrógrados del porno. Sí, así como lo leen. Además, es dueña de un portal de contenido para adultos llamado TRENCHCOATx, ahí se encuentran series y películas, algunas dirigidas y actuadas por ella. Además escribe para The New York Times y Esquire como colaboradora. Ajá.

¿Qué es lo mejor de Stoya? Su sonrisa:

stoya

Stoya sostuvo una relación con otro actor conocido como James Deen, que se volvió famoso por aparecer en escena diciéndole cosas lindas a sus parejas en el oído y acariciándoles el pelo.

Este era el dúo que todos querían ver y él, poco a poco, se convirtió en el “hombre ideal”, que se comía a su pareja y luego la consentía, además empezó a ser reconocido como un hombre que apoya la lucha feminista. Hasta noviembre de 2015.

La actriz, en su cuenta de Twitter, publicó en dos mensajes, su descontento con ver idealizado a Deen como feminista, sabiendo que la había violado:

https://twitter.com/stoya/status/670685987601825792 

https://twitter.com/stoya/status/670689154498449413

Deen –por supuesto- lo negó todo, dijo que respeta a las mujeres en el ámbito profesional y personal.

Varios usuarios de las redes sociales, usaron los HT #istandwithstoya y #SolidarityWithStoya para mostrarle apoyo a la actriz.

Tory Lux, exactriz porno, contó un episodio que vivió en un set de grabación con él, cuando la tomó a la fuerza y la golpeó varias veces en la cara y la cabeza luego de tumbarla al suelo y pedirle que “oliera sus testículos”. La actriz Ashley Fires también declaró que James Deen casi la viola en Kink (un estudio de grabación) y aparecieron cuatro mujeres más dispuestas a contar su historia con el actor.

Las consecuencias para él llegaron rápido: El grupo SpinMedia anunció que no aceptará más su colaboración en el blog “The Frisky”; Kink.com y Evil Angel, decidieron que no lo van a aceptar más como su trabajador; y “voluntariamente”, Dean renunció a APAC, que es el comité de defensa para actores de la industria para adultos.

Algunos dicen que es un hoax para promocionar TRENCHCOATx, la web de la Stoya, pues su ex aparece en varios clips y muchos otros dicen que es imposible violar a una actriz porno. Sí, la creencia de que las trabajadoras sexuales o actrices se ponen en riesgo de ser violadas a causa de su oficio y que eso justifica el delito, sigue existiendo.

El 7 de diciembre ella dio sus declaraciones a The Guardian sobre el caso http://www.theguardian.com/culture/2015/dec/04/how-stoya-took-on-james-deen-and-broke-the-porn-industrys-silence , repitió que cuando una mujer dice que no, pide que a su pareja que se detenga o si usa su palabra de seguridad y esto no es respetado, inmediatamente es violación, también dice que no pudo asimilarlo tan rápido, que duró casi un año en aceptar lo que le había sucedido.

Escribí esto para una revista en la primera semana de diciembre y mi conclusión era que el porno nos tenía hablando de violencia sexual, de derechos de las mujeres y hasta de feminismo, escribía convencida de que el porno estaba cambiando. Menos mal la revista no me publicó (al final dijeron que ese tema no era muy de su estilo) porque el 30 de diciembre de 2015 James Deen estaba filmando de nuevo y en enero le dio las gracias a su “familia del porno”. Una familia que calla y olvida, así que les mentí con el título de esta entrada.

———————————————————————-

Como comentario final: En una discusión o debate, antes de que diga algo sobre los delitos y las falsas denuncias por violación en nuestro país, tenga en la cabeza que el 82% de las víctimas no denuncian; entre 25 y 36% de mujeres han sufrido este tipo de violencia; entre el 1 y el 10% de las denuncias, resultan con una sentencia condenatoria y un 2% de las denuncias son falsas. Así que créale a la víctima apenas habla.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s